Actualidad

El Gobierno de Castilla-La Mancha recuperará las Unidades de Apoyo a los Centros Especiales de Empleo durante el último trimestre de 2016.

30.08.16

El Gobierno de Castilla-La Mancha recuperará las Unidades de Apoyo a los Centros Especiales de Empleo durante el último trimestre de 2016.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha subrayado el apoyo del Ejecutivo regional "a instituciones como ésta, cuyo objetivo es el mismo que el nuestro: trabajar por la inserción y la mejora de la empleabilidad de las personas con discapacidad". También ha reiterado el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con este colectivo, "al que destinaremos, al cierre de este ejercicio, más de 13 millones de euros, de manera que sea mucho más sencillo que personas con discapacidad trabajen en un entorno competitivo y profesional, tal y como está siendo posible gracias al trabajo que están desarrollando los centros especiales de empleo de toda la región".

La consejera recordó las dos líneas de ayuda aprobadas en el mes de julio para respaldar la mejora en el empleo de las personas con discapacidad. La primera, dotada con 11,8 millones de euros, está dirigida a apoyar la contratación y el mantenimiento de los puestos de trabajo en los CEES, la generación de puestos de trabajo y la conversión de contratos a indefinido. La segunda medida incluye una línea de incentivos para la contratación de personas con discapacidad en empresas ordinarias.

Asimismo, ha recordado que el Plan Extraordinario por el Empleo “presta una especial atención a las personas con discapacidad, un colectivo prioritario para nosotros”. De este modo, incluye ventajas en el contrato para parados de larga duración, con una mayor puntuación para personas con discapacidad, algo que ocurre también en los contratos de formación y el aprendizaje, que no tienen límite de edad para este colectivo y el contrato en prácticas, cuyo límite se eleva a los 35 años. Además, las ayudas para la transformación en indefinidos de los contratos para la formación y el aprendizaje y los contratos en prácticas incrementan en 700 euros su cuantía si el destinatario es una persona con discapacidad.